Siempre he creído en la Inspiración que prende el fuego del corazón y se manifiesta en un hormigueo, un escalofrío que recorre tu cuerpo... un estado de gozo, de profunda brillantez, un momento sin tiempo, un silencio que conmueve el Alma.

Mitología Irlandesa.

lunes, diciembre 03, 2012

Estés donde estés, seas quien seas, tomate un tiempo este 12 de diciembre de 2012 - a las 12:12, o tal vez todo el día..., para celebrar la comprensión simple y transformadora que todos estamos viviendo en este sistema; inter-conectémonos en todos los aspectos aunque sea un momento. 
Vamos a compartir juntos un sueño, un solo corazón y un año con la intención y variedad infinita de expresiones que todos tenemos.
Nuestra familia humana reunida tiene toda la experiencia necesaria para co-crear una presencia sostenible, justa y satisfactoria en este planeta. 
Ahora nos toca a nosotros difundir el conocimiento y empezar a usarlo. 
Gente valiente, organizaciones, empresas y países, están haciendo que esto suceda ya en sus comunidades. 

Deja que la noticia se vean y se oiga en el 12/12/12!


Un intento más práctico: únete al camino de Luz, sólo tienes que prender una vela y sostenerla así por todo el día.





Refugiándonos en la figura de Brighid, evoquemos su capacidad de sostener la Luz en el corazón.




Ella era la hija de Dagda el "Buen Dios", reconocida como uno de los legendarios Tuatha de Danann. Eran seres considerados como dioses y diosas de la antigua mitología Irlandesa, que salieron a las Hollow Hills (colinas) y se hicieron conocidos como el pueblo de los Sidhe. Brighid es media hermana de Aengus Dios del amor, y la leyenda dice que nació con una llama que salía de su cabeza, y la conectaba con el universo (Imaginemos lo mismo).

Brighid es una diosa muy querida de la antigua Irlanda por manter el fuego y la Luz encendida durante 600 años, ella sabía que se aproximaba una época de obscuridad en el mundo y decidió quedarse para sostenerla.

Hoy día hay un santuario erigido en su honor en la ciudad irlandesa de Kildare, donde sacerdotisas están en el intento  de mantener encendida su llama sagrada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada