Siempre he creído en la Inspiración que prende el fuego del corazón y se manifiesta en un hormigueo, un escalofrío que recorre tu cuerpo... un estado de gozo, de profunda brillantez, un momento sin tiempo, un silencio que conmueve el Alma.

Mitología Irlandesa.

domingo, diciembre 26, 2010

La Rueda del Año


Los pueblos Celtas se reunían en círculos para celebrar el viaje místico de la Diosa y del Dios a través de la Rueda del Año, viviendo así conscientemente los cambios estaciónales tanto en la naturaleza, como en su interior. Recuperamos esta conexión con la magia innata de la vida, para poder recobrar la conciencia, de que formamos parte del continuo ciclo del nacer y renacer.

Arbol del Aprendizaje

Signo de prosperidad... preservar el conocimiento de nuestros ancestros y sostenidos por nuevos aprendizajes y eneseñanzas, continuaremos hasta alcanzar las estrellas.

Viento Druida

23 de diciembre PINO

23 de diciembre
El Pino y La mente, debemos reconquistar la infancia perdida. El Pino es el símbolo de la mente de la Nueva Era.
Tener una visión generalizada enfocándose hacia la objetividad y claridad de visión, sugiere limpiarnos de nuestra negatividad. Símbolo de la mente eleveda y el guerrero espiritual.

Viento Druida

sábado, diciembre 25, 2010

El Día sin Nombre

22 de diciembre
El día sin nombre, el Rey Sol sale a calentar a la madre negra que reposa en la obscuridad...

El Calendario Celta está basado en el ciclo lunar de 13 meses de 28 días cada uno, con un día intercalado que falta, llamado el Día Sin Nombre

Viento Druida

La noche más larga del año, Yule


21 de diciembre del 2010
(recopilación)
Luna de las noches largas: La noche más larga del año, Yule, se une a la luna y la entrada del invierno.
La Diosa se ha transformado dentro de las aguas del caldero y su magia rodea al universo. Las hadas están presentes trayendo la esperanza de un nuevo año que está cerca.
Se conjunta con Luna Llena y Eclipse Total de Luna, que año...!!!!
Viento Druida

lunes, septiembre 06, 2010

De la Inspiración a la Iluminación

Sábado 11 y domingo 12 de septiembre

Como el chamán, el druida modifica su conciencia para conseguir información o realizar trabajos mágicos. Unos y otros lo realizan mediante la ingestión de sustancias tóxicas como la amanita muscaria o a través de cantos, tambores, respiraciones u otros medios.

Pero lo más importante es el trabajo interior. Ambos persiguen a través de estas ingestiones de enteógenos para potenciar el trabajo de autodescubrimiento, un continuo aprendizaje, buscando experiencias que sean únicas. El verdadero sentido del druidismo: la Ascensión, la Iluminación, la Awen, el Espíritu que Fluye.

Los druidas, como todas la religiones paganas, buscan el conocimiento interno, es el precepto de “Conócete a ti mismo” y siguen un camino hermano al camino del guerrero e intentan llega a la Awen,

Para los druidas el camino a la Awen está descrita por un triple camino: la naturaleza, el conocimiento y la verdad. Es a través del conocimiento interno, a través de la verdadera naturaleza del ser, de una concepción real y verdadera de la realidad como llegamos a la Iluminación, a la Awen. Estas tres cosas que son vitales, nos acercan al amor y por tanto a la propia Creación. La verdad para los druidas era realmente importante. De la verdad nacen muchas otras cosas como la honestidad, o la sinceridad. La verdad aplicada a uno mismo y la verdad hacia el mundo. Otra es el conocimiento puesto que para acercarse al amor, a la creación es necesario conocerse a sí mismo, conocer a los que te rodean, conocer tu entorno. Los Druidas estudian la Creación, la intentan conocer. La contaminación del conocimiento, negar la posibilidad de conocimiento a alguien, es algo atroz para un druida. Y la naturaleza es el resultado de nuestra voluntad, de la unión de nuestros actos, nuestros pensamientos y nuestra alma. El actos se realiza como representación terrenal de nuestros pensamientos, que son generados a su vez por nuestra propia esencia, por nuestra propia naturaleza y que interactúa con la verdadera naturaleza de la Creación.

lunes, agosto 30, 2010

Del Dormir al Despertar en el Sueño

Práctica, meditación y herramientas para trabajar con los sueños.
Sábado 28 y domingo 29 de agosto.

Hace varios siglos, un chino llamado Chuang Tzu soñó que era una mariposa que revoloteaba alegremente de flor en flor. Pero cuando despertó surgió en él la pregunta: ¿Soy realmente un hombre que soñaba ser una mariposa o acaso una mariposa que ahora sueña que es un hombre?



La tradición del budismo tibetano nos recuerda que el sueño lúcido es una ocasión de práctica de la experiencia fundamental de la atención desnuda, una preparación o entrenamiento previo para el despertar durante el bardo o tránsito entre las vidas. Esto nos hace comprender que aprender a despertar en nuestros sueños es, en realidad, una oportunidad para comenzar a aprender a vivir...

lunes, julio 26, 2010

De la Inspiración a la Sanación

Sábado 24 y domingo 25 de julio

Somos seres energéticos y multidimensionales, la energía no tiene tiempo ni espacio. Viaja a donde la envíes.


Con intención y aceptación el amor incondicional puede llegar a cualquier lugar, a cualquier planta, a las personas.

La sanación es un arte antiguo y ahora una ciencia bionergética de sanación natural, completa y revolucionaria, que utiliza distintas técnicas muy efectivas para recobrar y fortalecer la salud.

lunes, junio 28, 2010

Trance Extásico


Sábado 26 y Domingo 27 de junio
Existen muchos métodos para alcanzar el trance extásico, el éxtasis de la inspiración, para llegar a un estado alterado de conciencia. Algunos de ellos provienende de épocas antiguas, relacionados con los ritos chamánicos, mientras que otros surgen de otro tipo de rituales religiosos.
El Druidismo pone enfasis en el viaje a través de los 3 reinos: El Mar (que corresponde al incosciente, al otro mundo), la Tierra (el mundo en el que vivimos los seres humanos) y el Cielo el lugar de residencia de los dioses.
Para alcanzar estos mundos, el Druida, heredero de muchas tradiciones chamánicas, accede a estados alterados de conciencia, por diferentes formas: trance interno, meditación, baile, pintura, actos sexuales, etc.
En este curso nos enfocaremos más en el trance interno, el trance extásico, para lograr alcanzar el éxtasis de la inspiración.

martes, junio 15, 2010

EMPODERAR a Otro, es empoderarte a tí mismo. CELEBRAR a Otro, es celebrarte a tí mismo. LIBERAR a Otro, es liberarte a tí mismo...


Padre-Madre Nuestro
¡PADRE-MADRE, Respiración de la Vida, Fuente del Sonido,
Acción sin palabras, Creador del Cosmos!
HAZ BRILLAR tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera de nosotros,
para que podamos hacerla útil.
AYÚDANOS a seguir nuestro camino respirando
tan sólo el sentimiento que emana de Ti. NUESTRO YO, en el mismo paso, puede estar con el Tuyo para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las otras criaturas.
QUE TU DESEO y el nuestro, sean uno solo, en toda la Luz,
Así como en todas las formas, en toda existencia individual,
ASÍ COMO en todas las comunidades.

HAZNOS sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.
NO PERMITAS que la superficialidad y la apariencia de las cosas del mundo nos engañen,
y nos libere de todo aquello que impide nuestro crecimiento.
NO NOS DEJES caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la Gloria del mundo
la canción que se renueva de tiempo en tiempo y que todo lo embellece.
QUE TU AMOR esté solo donde crecen nuestras acciones.
¡Qué así sea!


De esta oración se “derivó” la versión actual del “Padre Nuestro” Está escrita en arameo, en una piedra blanca de mármol en Jerusalén en el Monte de los Olivos. El arameo, lengua original de muchos libros bíblicos y del Talmud, nace en la Alta Mesopotamia (siglo VI AC), y era el idioma usado por los pueblos de la región.

miércoles, junio 02, 2010

Celtic Woman - Si Do Mhaimeo I - Wealthy Widow

La Mujer Celta 2


Segunda Parte
recopilaciòn...

En la cultura celta, si bien no puede decirse que sea matriarcal, sí es cierto que las mujeres tuvieron más poder que después de la conquista romana. Existen fuentes clásicas que hablan de druidesas o sacerdotisas, mujeres que dieron su vida a los dioses y que podían llegar a ser muy influyentes. Los romanos usaron sus supuestas habilidades proféticas y les dieron la dudosa reputación de hechiceras, aunque realmente sólo fueran mujeres que habían elegido una vida religiosa.

Diversos autores helenos o latinos, mencionan a las “dryades” o mujeres druidas, menciones que corroboran lo que se ha encontrado desde las fuentes celtas, que en general son escasas pero precisas. Se conoce la historia de una druidesa llamada Eponina, tanto mencionada por Tácito como por Plutarco, entre los celtas lingones. Su nombre evidentemente recuerda a la diosa gala Epona y a esta mujer-druida como una sacerdotisa o guardiana de su culto. Esta druidesa, casada con un revoltoso y rebelde celta, ya romanizado como fue Julio Sabino que puso en jaque a las tropas romanas, allá por el año 69 de nuestra era, fracasó en sus intentonas de revuelta. Huido y ocultado del poder de Roma, fue ayudado durante 9 años por su esposa a pasar mas o menos desapercibido, siendo ella la embajadora y portavoz de éste, ante Roma, para pedir el fin de su persecución. No lo logró y apresado Julio Sabino, fue ejecutada junto a éste por órdenes del emperador Vespasiano.

Tácito menciona a una vidente entre los búcteros, tribu teutónica, llamada Veleda. Los teutones eran racialmente germanos, pero tan celtizados, que prácticamente pueden considerarse celtas.Su propio nombre deriva de la palabra celta Tuath, y sus dios principal era Teutatis. Veleda era más que una druidesa, era un oráculo viviente, personalidad política de mucha relevancia tanto entre amigos como enemigos. Mediadora entre tribus y entre pueblos.


En los mitos galeses se menciona a Ceridwen, descrita claramente en el concepto que los cristianos tenían de una druidesa: Una bruja hechicera hacedora de pócimas y encantamientos varios. Imagen que por otra parte ha trascendido notablemente incluso a la sociedad actual., aunque alejada de la realidad. Las druidesas eran mucho más que simples hechiceras, magas, hacedoras de pócimas o encantamientos. Toda una filosofía de vida se cultivaba desde el aprendizaje hasta sus enseñanzas. Si bien es cierto y justo reconocer que al principio de la Iglesia cristiana celta en Irlanda particularmente, las mujeres fueron contempladas como iguales a los hombres, como lo habían sido anteriormente con la vieja religión.

Hay que tener presente el fascinante papel dé las mujeres en la sociedad celta, en contraste con su posición en otras culturas europeas. Los derechos y el status de las mujeres celtas superan,con mucho, al de aquellas de Grecia y Roma. La mujer celta tenía la opción de acceder a la casta guerrera o incluso derivar en reina, embajadora o “jueza” y hasta ser divina o semi-divina, venerada y apreciada, a veces incluso temida entre su gente como diosa o hada.

Hay datos de una comunidad de sacerdotisas femeninas que Pomponio Mela localizó en Sena, a orillas del Mar Británico, que según parece estaba formada por nueve sacerdotisas virgenes especializadas en profetizar el futuro y relizar curaciones mágicas, también en provocar tempestades y en transformar personas en animales. Es posible que ecos de estos cultos druídicos femeninos sobreviviesen, por ejemplo, en los ritos realizados por las monjas del monasterio irlandés de Kildare, que mantenían un fuego perpetuo en honor de Santa Brigida, santa cristiana continuadora de una antigua divinidad indoeuropea.

¿Dónde está el país de las hadas?

martes, mayo 25, 2010

La Mujer Celta

por V. O. Connel
Primera Parte

Después de buscar infructuosamente en varias bibliotecas material sobre La Mujer Celta. Con no poca frustración podía extraer un par de líneas después de leer varios volúmenes. Este silencio histórico no es casual, puede deberse en parte al género y en parte por tratarse de un pueblo vencido primero por los romanos y luego su último bastión -Irlanda- conquistado en forma pacífica por la fe Católica.
El modelo de la mujer celta enfrentaba al modelo grecorromano primero y al judeocristiano después. Nadie mejor que los romanos para decirnos lo que provocaba en ellos la mujer celta.
Tácito en su relato de la toma de Mon la menciona como "desgreñadas mujeres de negro ropaje, cual furias blandiendo antorchas".
Amiano Marcelino (330-395 d.c.) la describe, rápida en pasar de la discusión a la violencia física dice: "El cuello hinchado, los dientes rechinantes y blandiendo los enormes brazos cetrinos...,daba puñetazos a la par que patadas, como si fueran los proyectiles de una catapulta". En otras líneas hace referencia a su valor. "Una patrulla entera de extranjeros -dice- no podría resistir el ataque de un sólo galo, si este se hiciera acompañar y ayudar por su esposa. Estas mujeres son, generalmente, fortísimas, tienen los ojos azules, y cuando se encolerizan hacen rechinar los dientes, y moviendo los fuertes y blancos brazos comienzan a propinar formidables puñetazos, acompañados de terribles patadas".
Julio Cesar se refiere a ellas diciendo: "Una hembra celta iracunda es una fuerza peligrosa a la que hay que temer, ya que no es raro que luchen a la par de sus hombres, y a veces mejor que ellos"
Plutarco, en su tratado de virtudes femeninas, cuenta varias anécdotas sobre mujeres celtas. Una mujer celta de nombre Kinimara al informarle a su marido que había sido atropellada y violada por un extraño, le presentó al mismo tiempo la cabeza del ofensor.
Respecto a la permisividad sexual de la que habla Julio Cesar en "La guerra de las Galias" en la que menciona la costumbre británica de compartir una mujer entre varios hombres, Dión Casio (150-225 d. de C.) documenta una entrevista entre Julia Domna, esposa del emperador Severo (193-221 d. de C.) y una mujer caledonia. La patricia habla sobre la libertad con que las mujeres de su pueblo conceden lo que los celtas llamaban "la amistad de los muslos". A lo que la caledonia responde que los modos de su pueblo son superiores a los de los romanos puesto que en su pueblo todo se hacía de una manera directa y abierta. Ellas, las mujeres de su pueblo podían juntarse descaradamente con el más magnífico de los hombres mientras que las romanas, con el secreto que sus falsos valores que la respetabilidad imponía, tan sólo podían encontrar amantes entre aquellos a quienes no arredraba complacerse en alianzas furtivas.
La mujer en la vieja Irlanda- único lugar del mundo celta que nunca fue visitado por las legiones romanas, mantiene su independencia hasta el siglo XII, y a los fines prácticos unos tres siglos más- estaba casi en un plano de igualdad con el hombre. En particular las mujeres importantes que no óllo imponían esta igualdad, sino también en algunos casos su superioridad. La mujer permaneció emancipada y fue a menudo elegida por su profesión, rango y fama.
Las antiguas leyendas hablan de mujeres sabias, médicas, legisladoras, druidesas, poetisas, lo cual implica que en aquel tiempo no había nada inusual en que las mujeres ocuparan estas posiciones dentro de la sociedad. "The Brehon Laws" decían que el hombre tenía la jefatura en el matrimonio; pero no es el dueño de su mujer puesto que el matrimonio sólo es un contrato entre ellos. El Crith Gablach sentó un edicto discutiendo acerca de los privilegios de un hombre de clase noble "A su mujer pertenece el derecho de ser consultada sobre cada asunto" (2).
Tampoco eran excluidas del privilegio de la educación, existen numerosos registros de esto. San Mugint funda una escuela en Escocia en el siglo VII en la que estudiaban tanto muchachas como jóvenes. A la escuela de San Finian en Clonard, en el siglo VI asistían mujeres. En el año 932, los Anales de los Cuatro Maestros registran la muerte de Uallach, la hija de Muinnechan, "la más grande poetisa de Irlanda" (3).
También hubo gobernantas y esposas de gobernantes que hicieron sentir su peso en la historia, como también guerreras.
Antes del matrimonio la mujer era cortejada y conquistada como un ser superior, y en el ejercicio de sus privilegios podía desdeñar, mirar con enojo atenciones hasta de reyes y príncipes, eligiendo a quien quisiera. Luego del matrimonio ella no era propiedad de su marido, eran compañeros en una aventura matrimonial. La esposa permanecía como dueña exclusiva de sus propiedades, tampoco las propiedades habidas juntamente o poseídas por ambos podían ser vendidas o cedidas por el marido, sus derechos sobre los bienes comunes eran iguales y para disponer de ellos era necesario el voluntario consentimiento de ambos. La mujer casada podía proseguir con un caso legal, podía ser titular de derechos y demandar a sus deudores. Cuando se reclamaba sobre las cosas de un deudor, ella embargaba las cosas apropiadas para mujeres, artículos tales como husos, espejos, etc...
En la herencia de la tierra el varón era preferido, sin embargo la mujer tenía COIBCHE, porción matrimonial, más allá de su estado. La hija heredaba si no había hijos, pero en virtud de su posesión tenía que aprovisionar y pagar un guerrero cuando se pagaban tributos militares...